El sol es sin lugar a dudas el peor enemigo de la piel, ya que bombardea todos los días con rayos UVA y UVB que fomentan el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel.

Los Rayos ultravioleta (UV) son una forma invisible de radiación. Pueden penetrar la piel y dañar las células. Las quemaduras del sol son un signo de daño en la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario